Últimos artículos

¿es posible evitar el resfriado?

¿Por qué nos resfriamos  más fácilmente en otoño y en invierno?

Es sabido que cuando las temperaturas bajan o se producen cambios bruscos en las mismas, somos más propensos a tener un resfriado e incluso padecer la gripe. Según las estadísticas, los adultos sufrimos de 2 a 4 resfriados durante el año. Y si hablamos de los niños...algunos más. De hecho, los más pequeños pueden llegar a padecer hasta 10 resfriados en un año.

Cuando nos resfriamos, habitualmente lo achacamos a que hemos “cogido frío” …. Sin embargo, no es del todo cierto.

Está científicamente demostrado que el frío no es el causante directo de los resfriados, es decir,  por mucho que nos abriguemos en exceso para no sentir frío, no evitaremos el contagio. Así que hay que abrigarse sólo lo necesario para no pasar frío.  Lo que sí es cierto, es que el frío contribuye en su propagación, a través del aire, ya que tanto el virus del resfriado como el de la gripe, se transmiten a través del sistema respiratorio. ¡Solo con respirar!

Resfriado

Entonces….¿Por qué nos resfriamos cuando caen las temperaturas?

Durante el otoño e invierno desciende la radiación solar. Ésto implica que el índice de rayos UV disminuye. Pero resulta que los rayos UV son nocivos para la supervivencia de estos virus, los debilita, y al disminuir la fuerza de su radiación, el resultado es, muy a nuestro pesar…...virus más fuertes y deseosos de invadirnos.

Otro factor que contribuye con el contagio en otoño e invierno es que en estas épocas se dan las mejores condiciones de temperatura y humedad para su resistencia. Digamos que estos virus  “rejuvenecen”.

invierno

Otra causa que multiplica el riesgo de contagio, es el impulso natural de buscar refugio al abrigo de la calefacción,  lo que conlleva un ambiente  en el que hay poca renovación del aire. ¿cuántas veces nos hemos quejado cuando a alguien se le ha ocurrido abrir en pleno invierno una ventana en el trabajo porque nota el ambiente cargado?

La calefacción reseca el aire y también nuestras mucosas, daña los cilios de nuestro aparato respiratorio, provocando que los virus puedan invadirnos más fácilmente, ya que tanto los virus del resfriado como los de la gripe, se transmiten por el aire, haciendo más fácil la transmisión de unos a otros.

Bueno, pues respirar, está claro que es inevit

Posted in: Entradas del blog

Leave a comment